Liderazgo digital, más humano que nunca



Los estilos de liderazgo han ido evolucionado a la par de los avances tecnológicos.



Si pensamos en el liderazgo 1.0 que acompañaba a procesos de trabajo como el Taylorismo, la organización del trabajo y tareas se encontraban supeditadas al rendimiento y ritmo de las maquinas. En ese entonces las skills del Líder se basaban principalmente en control y supervisión, ya que cada persona se especializaba en una tarea de toda la cadena de montaje. Los trabajadores entonces eran solo una pieza más de todo un gran engranaje.

Las empresas tenían un organigrama bastante piramidal y muy vinculado con el esquema del ejército: Los de arriba dan órdenes, los de abajo acatan


Con el tiempo, este estilo de liderazgo se fue adaptando y humanizando, sacando al líder de su figura autoritaria y llevándolo a una figura de servicio.



La llegada de la pandemia desafío aún más a los líderes de las distintas organizaciones, llevándolos a gestionar sus equipos de trabajo detrás de una pantalla. Esto los obligó a adquirir de manera acelerada conocimientos en herramientas digitales y metodologías de trabajo por objetivos y proyectos.

Con el tiempo estas metodologías fueron deshumanizando y generando distancia entre las personas y es allí donde surge la necesidad de trabajar en el desarrollo de nuevas habilidades humanas que logren traspasar las pantallas para generar mayor conexión con sus equipos.


Autoliderazgo.


Conocerse a uno mismo y potenciar la productividad personal es clave a la hora de liderar.

Reconocer los momentos necesarios de pausas, trabajar en el crecimiento personal e incorporar metodologías de trabajo que fomenten la autodisciplina y planificación a corto y largo plazo para de esta manera colaborar con el desarrollo de cada miembro de tu equipo ( Si no se cómo potenciar mi productividad... ¿ Cómo puedo potenciar la productividad de otros ? )


Empatía y comunicación


La cultura laboral de transformó en la cultura del hogar. Las empresas invadieron las casas de sus colaboradores y no pueden dejar de lado las cuestiones personales y del entorno de cada persona.

Ahí es en donde el líder debe conocer y comprender las realidades de su equipo procurando tener reuniones 1 a 1, conocer los horarios de mayor productividad y adquirir metodologías de trabajos por proyectos y objetivos que faciliten las dinámicas laborales, permitiendo que cada persona pueda organizar su jornada en base a sus propias realidades. ( Recomendamos leer el artículo : Trabajo por horas vs trabajo por objetivos )



Productividad e indicadores


El micromanagment ya no es posible, no podemos estar encima de las personas controlando absolutamente todo. Es por ello que es indispensable apoyarnos de indicadores que permitan medir la productividad de nuestro equipo. Para esto debemos crear nuestros KPIs que nos permitan conocer en tiempo real cómo están trabajando nuestros colaboradores .


Conectarte con tu equipo es posible pero no pierdas la conexión con vos mismo



Autor: JImena N Gonzalez

Ceo & Founder

Ig : @jimeconjotaok





Photo by Standsome Worklifestyle on Unsplash Photo by Andreas Klassen on Unsplash